Prótesis de Hombro

La cirugía protésica del hombro presenta múltiples indicaciones tanto en enfermedades inflamatorias y degenerativas como en ciertas fracturas de la cabeza del húmero.
De manera particular, en los últimos 15 años los implantes protésicos han experimentado avances muy significativos, tanto en diseño y materiales como en indicaciones, técnicas quirúrgicas y valoración de resultados.

En la actualidad, enfermedades tales como la Artritis Reumatoide, la Artrosis Glenohumeral (Omartrosis) y la Necrosis Avascular de la Cabeza Humeral se benefician de la cirugía protésica, ante la persistencia del cuadro inflamatorio e impotencia funcional y el fracaso de los medios de tratamiento médicos conservadores y rehabilitadores.

El desarrollo de implantes protésicos de tercera generación posibilitan la reconstrucción anatómica del hombro “adaptando la próstesis al paciente y no el paciente a la prótesis”.

Determinadas fracturas conminutas de la extremidad proximal del húmero, por su complejidad o previsible mala evolución con tratamiento conservador, pueden asimismo beneficiarse del tratamiento quirúrgico con implantación de una prótesis parcial de hombro.

Top